Collahuasi generó más de 18 mil empleos y contribuyó con el 1,16% del PIB de Chile y el 37% del PIB de Tarapacá.

Collahuasi generó más de 18 mil empleos y contribuyó con el 1,16% del PIB de Chile y el 37% del PIB de Tarapacá

14 de junio de 2018  I  Compartir:   
  • Con una producción histórica de cobre de 524 mil toneladas en 2017, equivalente al 9,5% de la producción nacional, el impacto total de la Compañía en la economía se estimó en US$3.226 millones.
  • Inversión comunitaria alcanzó los US$9,6 millones, en programas de desarrollo de largo plazo diseñados en conjunto con las comunidades locales.
  • Destacaron los logros en materia de productividad operacional, cercana a las 100 ton/Cu FTE y seguridad laboral, con un IF de 0,38 dentro de las más seguras de la gran minería. Además, en un contexto de alza de costos dentro de la industria, mantuvo sus costos C1 en 1,14.

Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi presentó su Reporte de Sustentabilidad de 2017 que da cuenta de importantes avances en materias laborales, ambientales, sociales y económicas.

En la oportunidad, el presidente ejecutivo de Collahuasi, Jorge Gómez, afirmó que la sustentabilidad de la operación de la Compañía va de la mano de la construcción de una relación sólida con su entorno. “Este reporte da cuenta del actuar de Collahuasi en todos los ámbitos de trabajo: negocio, personas, salud y seguridad, medio ambiente, comunidad y eficiencia en el uso de los recursos. Y de cómo la implementación de nuestro modelo de Gestión de Riesgos, que busca controlar la variabilidad de los procesos, nos ha permitido alcanzar niveles cada vez más altos de excelencia operacional.”

De esta forma, en 2017, con una producción histórica de 524 mil toneladas de concentrado de cobre, equivalente al 9,5% de la producción total del país, el impacto de la Compañía en la economía nacional se estimó en US$3.226 millones, equivalentes al 1,16% del PIB de Chile y al 37% del PIB de Tarapacá. En tanto, la contribución al fisco por concepto de impuesto a la renta fue de US$409 millones.

Además, aportó con 5.338 empleos directos entre trabajadores propios y contratistas –un 44% de los cuales proviene de la región de Tarapacá-, a los que se suman 13.612 puestos de trabajo indirectos, totalizando 18.950 empleos creados a través de su cadena de valor.

En materia social, Collahuasi busca mantener una relación de largo plazo con las comunidades en base a la creación de valor conjunta. El 2017 aumentó un 21% la inversión comunitaria al llegar a los US$9,6 millones. Destacó la firma de 36 convenios con distintas comunidades de la región y los exitosos resultados obtenidos por el Liceo Bicentenario Juan Pablo II, que imparte la especialidad de Explotación Minera, y que es co – administrado con el Municipio de Alto Hospicio.

Cabe destacar la implementación de un inédito Programa de Desarrollo Integral en Pozo Almonte, que busca apoyar la actividad económica de la comuna. Ello implicó que en 2017 se instalaron nuevas empresas proveedoras en Pozo Almonte y se generaron casi 200 nuevos puestos de trabajo. Además, se impulsó en conjunto con el municipio, el proyecto de apoyo educacional al Liceo Sergio Gonzalez Gutiérrez.

En capital humano se incrementó en un 5% la productividad operacional, muy cerca de las 100 tonCu/FTE, acumulando un 42% desde 2013. En seguridad, el índice de frecuencia (IF) continuó su tendencia a la baja con un 0,38, siendo Collahuasi uno de los ambientes laborales más seguros de la gran minería. En tanto, mantuvo sus costos C1 en 1,14, en circunstancias que el C1 promedio del resto de la industria subió de 1,34 a 1,45 durante el período.

Cabe destacar que el nivel de confianza y credibilidad en la relación entre la empresa y sus sindicatos se vio reflejada en los dos exitosos procesos de negociación colectiva anticipada: el 2017 con los operadores y este año con los supervisores.

En medio ambiente los esfuerzos se orientaron en reforzar una gestión sustentable enfocada en cumplimiento medio ambiental, gestión del agua, energía y cambio climático. Así, por ejemplo, se lograron importantes avances en la eficiencia hídrica, como la disminución de la tasa de agua utilizada para procesar el mineral, que alcanzó un valor histórico para la operación de 0,53m3, (15% acumulado desde 2013) por tonelada de mineral tratado. En tanto, la tasa de recirculación alcanzo un 77%.